Carmen Calatayud
Soy la Dra. Calatayud
¿cuál es tu caso?
[wpforms id="765"]

Pide tu cita

¿Tienes dudas?

Para algunas personas el diagnóstico de infertilidad puede convertirse en una obsesión y, de esta manera, afectar negativamente a todas las facetas de su vida. En estos casos, la ayuda profesional es fundamental para resolver la situación de forma responsable, manejar adecuadamente los pensamientos negativos y barajar diferentes opciones de reproducción asistida para conseguir el deseado embarazo.

Infertilidad y relación de pareja

Por norma general la decisión de tener un hijo es sinónimo de un proyecto futuro en común y, por ello, el hecho de no conseguir el embarazo de forma natural puede convertirse, con el paso del tiempo, en un motivo de angustia.

En muchos casos, tan solo plantearse la infertilidad como posibilidad hace que, tanto el hombre como la mujer, experimenten cierta sensación de fracaso que, unida a una autoestima baja, afecta directamente a la relación de pareja, uno de los primeros elementos que suele verse perjudicado.

24088733369_5e37de4c64_k

La incapacidad para concebir puede desatar cierto resentimiento entre los miembros de la pareja, que creen estar viviendo emociones completamente distintas o culpabilizan al otro de la situación. La tensión en la relación se ve incrementada por la programación de las relaciones sexuales (utilizando el calendario de ovulación y la calculadora de ovulación), que disminuye la espontaneidad y la intimidad, convirtiéndose en un trabajo centrado en fines exclusivamente reproductivos.

cta-blog-eBooks-test

Cuando esta situación se alarga en el tiempo muchas mujeres sienten que “son defectuosas” y algunos hombres ven cuestionada su virilidad. En ambos casos, esto puede traducirse en estrés, cuadros depresivos con crisis de ansiedad y cambios en el comportamiento sexual que afectan negativamente a su salud física y emocional. También puede desencadenarse un proceso psicológico doloroso con problemas psicosomáticos asociados, como sensación de pérdida de control, falta de sueño, disminución del apetito, cansancio o dolores musculares fruto de una situación de estrés continuado.

¿Cuál es la solución?

Afrontar la infertilidad no siempre es fácil pero la comunicación, tanto con la pareja como con amigos o profesionales de la salud, puede ayudar a conseguirlo. En este tipo de situaciones es muy importante controlar los sentimientos de aislamiento que pueden llevarnos a la soledad y a la depresión.

Familiares y amigos íntimos pueden ser una fuente de apoyo social para expresar nuestras emociones pero, aun así, el punto definitorio está en la pareja. Y reforzar los aspectos emocionales en ella también se hace indispensable a la hora de solicitar ayuda médica profesional para lograr el embarazo.

Someterse a un tratamiento de reproducción asistida es un nuevo proyecto común que puede servir a la pareja para reafirmar su compromiso. Sin embargo, durante este proceso, el cuidado de las emociones también es importante. Cada ciclo de fecundación implica una carga emocional fuerte en la que conviven la esperanza y la ilusión por quedar embarazada con la posibilidad de fracaso, lo que puede desembocar en estados protagonizados por la pérdida de control de las emociones.

Las reacciones emocionales, su frecuencia y su intensidad dependen de cada persona y de su tolerancia al estrés, pero en todos los casos el apoyo profesional ayuda a acotar el problema en su justa dimensión para que este no perturbe otras áreas de funcionamiento del día a día. En este caso sería oportuno que se pudiera revisar con el especialista las áreas de competencia de los pacientes para tratar de desfocalizar lo que no funciona en un área concreta de su vida.

La psicoterapia es una alternativa interesante para reforzar las relaciones de pareja. Las técnicas de control de la ansiedad, mediante relajación, provocan que la activación fisiológica se vaya ajustando gradualmente y que la persona no se desborde. Por eso, cuando una pareja decide apostar por un tratamiento de fertilidad, es conveniente realizar un trabajo de prevención médico-psicológico que les prepare tanto para el éxito como para el fracaso del ciclo de reproducción asistida, abriendo de esta forma el abanico de alternativas posibles, sea cual sea el resultado.

Con paciencia, actitud positiva y el tratamiento apropiado muchas parejas con diagnóstico de infertilidad consiguen cumplir su sueño de ser padres. Por eso merece la pena intentarlo cuidando todas las esferas de nuestra vida, también la salud emocional.

te-ayudamos-con-tu-tratamiento-de-fertilidad

Gabinete psicológico de CREA

En CREA nos preocupa la salud y el bienestar de cada uno de nuestros pacientes. Además, sabemos que un mejor estado de ánimo en los pacientes no solo aporta mayor equilibrio emocional y una mejor calidad de vida, sino que además es beneficioso en relación a las probabilidades de embarazo. Por eso, contamos con un gabinete psicológico propio integrado en nuestro centro, que aporta una atención especializada, personalizada y profesional para aquellas parejas que lo solicitan. Este apoyo psicológico ayuda a afrontar, de forma positiva, los tratamientos de reproducción asistida y favorece la prevención de los efectos emocionales negativos de los mismos.

Si quieres quedarte embarazada, en el blog de CREA encontrarás consejos para mejorar tu fertilidad, así como información acerca de los diferentes tratamientos y alternativas que existen hoy en día para conseguirlo. Si tienes alguna duda, consúltanos. Te atenderemos personalmente y estudiaremos tu caso para ver cuál es la técnica de reproducción asistida que más te conviene.

 

 

¿Te ha gustado? Comparte esta noticia
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Primera visita gratuita