Carmen Calatayud
Soy la Dra. Calatayud
¿cuál es tu caso?
[wpforms id="765"]

Pide tu cita

¿Tienes dudas?

Sofocos nocturnos y diurnos, sudoración y/o pesadez en las piernas son algunos de los síntomas relacionados con el calor durante el embarazo. Estos síntomas se intensifican en verano y están causados por un aumento de la temperatura corporal de la mujer en este periodo.

¿Por qué aumenta la temperatura corporal en el embarazo?

El aumento de la temperatura corporal en el embarazo es completamente normal y se debe a:

  • Un aumento de la tasa metabólica. El cuerpo de la mujer reconoce, de forma natural, que debe cuidar de dos personas y aumenta su actividad. Esto se traduce en una mayor temperatura corporal durante el embarazo.
  • Los cambios hormonales y el aumento de la temperatura basal. Medir la temperatura basal (la más baja que alcanza el cuerpo, normalmente en la fase de sueño) es uno de los métodos para calcular los días fértiles de la mujer, y su aumento se asocia la producción de progesterona. En las embarazadas la segregación de esta hormona es muy alta y, por ello, la temperatura basal también lo es.

te-ayudamos-con-tu-tratamiento-de-fertilidad

¿Cuáles son y cuándo empiezan los síntomas del embarazo relacionados con el calor?

El aumento de la temperatura corporal es uno de los primeros cambios que produce el embarazo y las mujeres lo perciben ya desde el primer trimestre de la gestación. Los síntomas más comunes son:

  • Los sofocos del embarazo: se trata de una sensación de calor repentina que recorre el cuerpo y que no es posible controlar. Normalmente se localizan en cabeza, cuello y pecho y su duración e intensidad varían en cada mujer. Pueden manifestarse en cualquier momento del día, independientemente del calor ambiental, siendo los sofocos nocturnos especialmente molestos porque impiden conciliar el sueño a la embarazada. Una vez avanzada la gestación, debido al aumento de peso y a la disminución de la capacidad torácica, la sensación de ahogo es mayor, así como puede también serlo la intensidad de los sofocos.

Calor embarazo

  • El síndrome de los pies calientes: otro de los síntomas relacionados con los cambios de temperatura en el embarazo es el síndrome de los pies calientes, una molestia ligada a los sofocos y a los golpes de calor. Se manifiesta como una sensación de dolor y quemazón en planta y los dedos de los pies, y es debida a que los huesos metatarsianos están comprimidos por la retención de líquidos y los problemas de circulación.
  • Los golpes de calor: el calor en el embarazo puede convertirse en situación de riesgo cuando la temperatura de la mujer asciende o supera los 39ºC. Los síntomas son: piel enrojecida y seca, pulso acelerado, dolor de cabeza, mareos y vómitos. Ante su detección debe acudirse a urgencias lo antes posible.

Los sofocos, el síndrome de los pies calientes y los golpes de calor están relacionados con los cambios en el embarazo. Los dos primeros son completamente normales y, aunque son incómodos para la madre, no tienen efectos secundarios en el feto. Para evitar los golpes de calor es necesario controlar el calor en el embarazo, minimizando los cambios bruscos de temperatura. También se aconseja acudir al médico para detectar posibles enfermedades o infecciones cuando la temperatura de la mujer supera los 38ºC.

Descargar-eBooks-Consejos

Cómo aliviar los sofocos y otros síntomas relacionados con el calor en el embarazo

  • Hidratación. La mejor forma de controlar el calor en el embarazo es mantener una correcta hidratación. La ingesta de líquidos (agua, zumos o infusiones) debe ser abundante durante toda la gestación.
  • Alimentación. Las frutas y verduras tienen una importante cantidad de agua y ayudarán a la hidratación. Disminuir el consumo de sal favorecerá la eliminación de líquidos, evitando así la retención de estos, que puede producir hinchazón en las piernas, cansancio y malestar.
  • Cuidado personal. Si cambias los baños de agua caliente por los de agua tibia, bajarás tu temperatura corporal de forma natural. Para evitar el sobrecalentamiento de tu cuerpo, huye de los ambientes calurosos y húmedos como las saunas y los jacuzzis. Mantener la piel hidratada y utilizar geles refrescantes aptos para embarazadas también te permitirá disminuir la sensación de calor.
  • Ropa. En este periodo la comodidad es básica. Utiliza ropa cómoda y de colores claro, y apuesta siempre por el uso de calzado transpirable.
  • Relajación. El descanso es prioritario para las embarazadas. Los masajes en piernas y pies, al final del día, disminuirán el cansancio y ayudarán a eliminar el síndrome de los pies calientes.
  • Mantener la casa fresca y ventilada y realizar ejercicio de baja intensidad también serán de gran ayuda para controlar la temperatura en el embarazo.

En el blog de CREA encontrarás información útil y artículos especializados sobre embarazo, reproducción asistida y fertilidad. Si tienes alguna pregunta, contacta con nosotros. Te atenderemos personalmente para resolver todas tus dudas.

¿Te ha gustado? Comparte esta noticia
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Primera visita gratuita