Carmen Calatayud
Soy la Dra. Calatayud
¿cuál es tu caso?
[wpforms id="765"]

Pide tu cita

¿Tienes dudas?

El dolor de cabeza es un síntoma del embarazo bastante común. Es más frecuente durante el primer trimestre, aunque puede aparecer en cualquier momento de la gestación. Al igual que ocurre con otros síntomas, el dolor de cabeza en el embarazo no es motivo de preocupación, a no ser que sea muy intenso o se acompañe de alteraciones visuales (centelleos), mareos y vómitos, en cuyo caso se debe acudir al médico.

 

Causas del dolor de cabeza en el embarazo

Una de las principales causas del dolor de cabeza en el embarazo son los cambios hormonales que experimenta el cuerpo de la mujer en este periodo, en el que los niveles de estrógenos y progesterona, hormonas sexuales femeninas, se incrementan notablemente. Esto puede conducir a una congestión sanguínea y a la vasodilatación que, a menudo, se presenta en forma de cefalea.

Otra de las causas de este dolor de cabeza es la cefalea tensional, vinculada al aumento de la ansiedad por el embarazo y a los cambios posturales. También la hipotensión, consecuencia de la disminución transitoria de la tensión arterial, puede ocasionar dolor de cabeza y mareos en el embarazo.

La hipoglucemia (disminución de glucosa en sangre y bajada de tensión arterial), propia de la primera etapa del embarazo y que se manifiesta especialmente en épocas de calor, es otro de los motivos que pueden originar el dolor de cabeza.

En algunas mujeres, la detención del consumo de cafeína de forma abrupta tras recibir la noticia de que se han quedado embarazadas, también puede derivar en estados de malestar generalizado y dolores de cabeza.

Por último, otras posibles causas del dolor de cabeza en el embarazo son:

  • Problemas de sueño.
  • Cansancio generalizado.
  • Congestión nasal.
  • Cansancio visual.
  • Estrés.
  • Estados depresivos.
  • Estados de deshidratación.

te-ayudamos-con-tu-tratamiento-de-fertilidad

¿Cómo son los dolores de cabeza en el embarazo? Aprende a identificarlos

  • Dolor de cabeza por tensión. Es el más frecuente y suele manifestarse por presión y dolor constante, a ambos lados de la cabeza. Este tipo de dolor suele volverse más agudo en el embarazo.
  • Migrañas o jaquecas. Se presentan como un dolor punzante, de intensidad variable, en un solo lado de la cabeza. Se manifiestan como dolor de cabeza y mareos y, en algunos casos, cursan con vómitos. Otros síntomas asociados con las migrañas, en los casos más graves. son las alteraciones visuales, la pérdida de sensibilidad, la debilidad o las dificultades en el habla. En estos casos se debería acudir a Urgencias.
  • Dolor de cabeza sinusal. Como su nombre indica, este dolor de cabeza en el embarazo se relaciona con la sinusitis, es decir, con estados de congestión nasal. Se manifiesta con presión y dolor en mejillas, frente y alrededor de los ojos. Se vincula directamente con un estado catarral o gripal.
  • Cefaleas. Se presentan como brotes de dolor, repentino e intenso, alrededor de un ojo o en la sien. A veces el dolor se acompaña de lagrimeo y congestión nasal. De todos los tipos de dolores de cabeza, este es el menos asociado con los cambios hormonales y circulatorios del embarazo.

Embarazo y dolor de cabeza: ¿puede tener alguna consecuencia para mi bebé?

Aunque las cefaleas y el dolor de cabeza en el embarazo no son motivo de urgencia médica, conviene consultar al médico sobre su presencia, especialmente si también vienen acompañadas de mareos y alteraciones visuales, sensitivas o en el habla de forma recurrente. Hay que tener en cuenta que estos dolores no presentan consecuencias graves en el transcurso de la gestación, pero causan malestar a la madre.

Por otra parte, las mujeres con migrañas tienen mayores posibilidades de sufrir preeclampsia. Por eso, tanto si tenías migrañas antes como si empiezas a detectarlas al quedarte embarazada, es importante que consultes a tu médico para saber qué tipo de tratamiento es el que más te conviene.

dolor de cabeza en el embarazo

¿Cómo puedo tratar el dolor de cabeza en el embarazo? Algunas sugerencias

Por norma general, el tratamiento del dolor de cabeza en el embarazo es la toma de paracetamol cada 8 horas, aunque dependerá de su intensidad, por lo que dicha prescripción siempre deberá hacerla un médico.

Igualmente, existen otros métodos para prevenir y minimizar las molestias del dolor de cabeza que no incluyen medicación y que pueden ser muy efectivos. A continuación enumeramos algunos de ellos:

  • Cuida lo que comes. La alimentación juega un papel muy importante para disminuir el dolor de cabeza. Por ejemplo, hay alimentos como el chocolate, los frutos secos, el queso curado, los ahumados y algunas conservas en vinagre, que aumentan las jaquecas.
  • Descansa. A menudo las cefaleas en el embarazo pueden minimizarse haciendo reposo. Lo aconsejable ante estos episodios es acostarse en la cama, en una habitación a oscuras, apoyando el cuerpo sobre el lado izquierdo. También conviene evitar ruidos fuertes y luces parpadeantes.
  • Masajea frente y sienes. Una de las formas más eficientes de reducir los dolores de cabeza durante la gestación es colocar paños fríos en la frente y masajear el entrecejo y las sienes, donde suele originarse la molestia, con leves compresiones sostenidas con los dedos índices.
  • Haz ejercicio e intenta relajarte. Los dolores de cabeza, especialmente las migrañas, aparecen con menor frecuencia en personas que practican ejercicio de forma continuada. Los ejercicios de higiene postural, así como algunas técnicas de relajación (tipo yoga o meditación), también pueden ayudar a disminuir el dolor.

Por último, si el dolor de cabeza viene acompañado de mareos a causa de la hipoglucemia o la hipotensión, es conveniente:

  • Que la gestante tome un alimento dulce al sentirlos.
  • Que, a la hora de incorporarse, evite movimientos bruscos.

cta-blog-eBooks-Consejos

En el blog de CREA encontrarás más consejos útiles sobre embarazo y lactancia. Somos expertos en reproducción asistida y llevamos más de 20 años ayudando a mujeres a cumplir su sueño de ser madres. Si tienes alguna duda, consúltanos. Estaremos encantados de atenderte.

¿Te ha gustado? Comparte esta noticia
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Primera visita gratuita