Carmen Calatayud
Soy la Dra. Calatayud
¿cuál es tu caso?
[wpforms id="765"]

Pide tu cita

¿Tienes dudas?

La edad no siempre es un problema para ser madre. De hecho, menopausia y embarazo, dos palabras que antes podían parecer antagónicas, están cada día más unidas en el caso de mujeres que, por cualquier motivo, han retrasado su maternidad o que desean repetir esta experiencia en la madurez.

 

¿Puede conseguirse un embarazo natural en la menopausia?

Con el paso de los años la mujer deja de producir poco a poco estrógenos y progesterona, por lo que la consecución de un embarazo de forma natural es cada vez más complicada. Esta dificultad aparece a partir de los 40 años, como es el caso de muchas mujeres, y va aumentando progresivamente hasta la perimenopausia, un periodo de transición que dura hasta el cese total de la función ovárica y que suele manifestarse, generalmente, entre los 45 y los 55 años.

La perimenopausia se caracteriza por los ciclos menstruales irregulares y la aparición de síntomas como sofocos y sudoraciones. En algunos casos las mujeres comienzan a tener problemas de osteoporosis, que pueden acentuarse durante la menopausia.

Aunque el riesgo durante este periodo es menor y a pesar de que los ciclos menstruales sean irregulares, durante la perimenopausia la mujer sigue ovulando y produciendo hormonas y, por lo tanto, puede quedarse embarazada.

Por el contrario, en la menopausia el nivel de hormonas es muy bajo y la mujer ya no produce óvulos, por lo que no puede quedarse embarazada de forma natural. Sin embargo, desde hace mucho tiempo las técnicas de reproducción asistida permiten poder conseguir embarazos evolutivos normales y con muchas posibilidades de éxito en esta etapa de la vida.

cta-blog-eBooks-Consejos

Ovodonación y otras técnicas para conseguir un embarazo en la menopausia

La unión entre los conceptos embarazo y menopausia es posible gracias a algunas técnicas de reproducción asistida. Hay que tener en cuenta que, aunque la función ovárica quede interrumpida durante la menopausia, el útero de la mujer no envejece, por lo que puede albergar embriones y llevar un embarazo a buen término administrándole las hormonas necesarias para ello.

Los tratamientos hormonales para conseguirlo son similares a los utilizados con mujeres jóvenes a las que se les han extirpado los ovarios o cuando estos no son funcionales, aunque por supuesto, depende de cada caso.

La ovodonación es una de las técnicas más utilizadas para conseguir un embarazo en la menopausia. También llamada donación de ovocitos, se trata de una técnica de reproducción asistida en la que el óvulo lo aporta una mujer distinta a la que va a concebir. Una vez obtenidos los ovocitos de la donante, previamente seleccionada por el equipo médico en función de las características físicas de la receptora, estos son inseminados con los espermatozoides de la pareja o de un donante.

La mujer receptora debe tener el endometrio a punto para el momento de la transferencia embrionaria. Como en todos los tratamientos de reproducción asistida, pero especialmente si hablamos de embarazo y menopausia, se le administrarán a la futura madre hormonas mediante con un ciclo de Terapia Hormonal Sustituida (THS) que permite engrosar el revestimiento del útero para aumentar las posibilidades de implantación del embrión.

También puede darse el caso de mujeres que, por diferentes motivos, decidieron en su día congelar sus óvulos o embriones junto a su pareja (por ejemplo porque se sometieron hace tiempo a una fecundación in vitro) y que quieren ser madres tiempo después, ya en la menopausia. En ese caso el proceso es similar al de una ovodonación: primero se realiza una preparación del útero de la madre y después se procede a la transferencia de embriones a través de una fecundación in vitro.

Una última opción para conseguir un embarazo en la menopausia sería la adopción de embriones.

En los tres casos el tratamiento es similar, al igual que la transferencia de embriones, y la administración hormonal se hace con parches, medicación oral o comprimidos vaginales, dependiendo de cada caso.

Menopausia y embarazo

Menopausia y embarazo: riesgos y contraindicaciones

Aunque las posibilidades de conseguir un embarazo durante la menopausia son amplias, las gestaciones en este periodo pueden tener más riesgos, tanto para la madre como para el bebé. Muchos de ellos ligados a la edad de la gestante.

Precisamente por ello, las mujeres que deciden quedarse embarazadas en este periodo deben cumplir de forma más concienzuda el calendario de análisis, ecografías y pruebas con los diferentes especialistas para comprobar que todo va correctamente. Los riesgos más comunes asociados a menopausia y embarazo son:

  • Mayores posibilidades de aborto en el primer trimestre
  • Más riesgo de alteraciones cromosómicas en el feto
  • Partos más complicados (incluyendo partos prematuros y partos múltiples)
  • Aumento de los casos de placenta baja
  • Desarrollo de hipertensión arterial durante el embarazo
  • Mayor riesgo de diabetes gestacional

te-ayudamos-con-tu-tratamiento-de-fertilidad

Todavía estás a tiempo de ser madre

Aunque tener un hijo en la menopausia puede implicar algunos riesgos, los avances médicos permiten reducirlos de forma considerable. Así, muchas mujeres consiguen quedarse embarazadas y ser madres durante este periodo de su vida que, generalmente, es más estable emocional y económicamente.

En la clínica CREA utilizamos las técnicas más avanzadas para los tratamientos de fecundación in vitro. Además, para los procesos de ovodonación, contamos con nuestro propio banco de óvulos, sujeto a las máximas exigencias de calidad. Estudiamos la situación de cada paciente de forma individual para ofrecer a nuestros pacientes el mejor tratamiento.

¿Estás interesada? Ponte en contacto con nosotros sin compromiso. ¡Tu primera visita será gratuita!

¿Te ha gustado? Comparte esta noticia
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Primera visita gratuita