Carmen Calatayud
Soy la Dra. Calatayud
¿cuál es tu caso?
[wpforms id="765"]

Pide tu cita

¿Tienes dudas?

Los incubadores time-lapse incorporan tecnología punta para la captación de imágenes en tiempo real, permitiendo observar, minuto a minuto, la evolución de los embriones obtenidos mediante técnicas de reproducción asistida. El uso de esta tecnología en los laboratorios de fertilidad es muy útil puesto que, gracias a ella, se mejora el proceso de selección de embriones, incrementando entre un 10% y un 15% las probabilidades de conseguir un embarazo.

Time-lapse: la cámara rápida en el campo de la reproducción asistida

A grandes rasgos, la tecnología time-lapse, también denominada “cámara rápida”, consiste en simular el paso del tiempo a través de la reproducción de una sucesión de imágenes a gran velocidad. De esta forma, podemos captar eventos que pasarían desapercibidos si solo tuviéramos una única observación o imagen.

Aplicada al campo de la reproducción asistida, la tecnología time-lapse nos permite valorar el desarrollo completo de un embrión y monitorizar su evolución en tiempo real para conseguir mayor cantidad y calidad de información.

Los incubadores time-lapse pueden tener el sistema de imagen integrado o adaptado al propio incubador, por lo que no es necesario sacar a los embriones para observarlos. Este hecho hace que disminuya la manipulación de los mismos y, con ello, la posible alteración de sus condiciones de cultivo.

cta-1

¿Qué ventajas ofrece la tecnología time-lapse frente a las técnicas tradicionales de cultivo embrionario?

Tradicionalmente, la clasificación de embriones de reproducción asistida se realiza teniendo en cuenta únicamente los parámetros morfológicos, es decir, su aspecto en momentos concretos de su desarrollo. Para valorarlos es necesario sacar los embriones del incubador. Esta manera de trabajar limita la información obtenida a observaciones puntuales de un proceso muy dinámico en el que los cambios suceden en cualquier momento del desarrollo embrionario.

La tecnología time-lapse, sin embargo, nos permite monitorizar todo el desarrollo embrionario sin necesidad de extraer los embriones del incubador, de forma no invasiva y sin poner en riesgo el cultivo embrionario. De esta forma es posible mantener en todo momento las condiciones óptimas de oxígeno, dióxido de carbono, luz, temperatura y humedad.

La observación se produce en tiempo real y nos permite analizar parámetros morfocinéticos del embrión definidos por los ritmos de división y eventos del desarrollo anormales relacionados con baja probabilidad de implantación. De esta forma, por ejemplo, sabemos exactamente cuándo se produce la división del embrión a cinco células o el inicio de la formación del blastocisto (5-6 días después tras la fecundación), momento óptimo para realizar la transferencia embrionaria en un tratamiento de reproducción asistida.

Además, prácticamente todos los sistemas time-lapse incorporan un algoritmo que, a partir de los datos obtenidos, es capaz de predecir qué embriones tienen más probabilidades implantación. De esta forma se mejora el proceso de selección permitiendo la transferencia de un único embrión y reduciendo al máximo el riesgo de embarazos múltiples.

geri time lapse eco

Geri®: la tecnología time-lapse de CREA

En la actualidad hay dos tipos diferentes de sistemas time-lapse: por una parte tendríamos los incubadores que integran sistemas de imagen incorporados y, por otra, sistemas de imagen independiente que se adaptan a los incubadores.

En CREA hemos desarrollado el sistema CREA-Time-Lapse realizando el cultivo embrionario en incubadores tipo Bench-Top Geri®, que permiten la observación de los embriones de forma rápida, no invasiva y precisa. A diferencia de otros sistemas de time-lapse, en los que los embriones se mueven para pasar por delante de una única cámara, Geri® está diseñado para contener los embriones de un solo paciente en cada uno de los compartimentos que posee, ya que cada uno contiene una cámara de alta resolución independiente que proporciona vistas detalladas de cada embrión. Esto permite tener un control total e independiente de los mismos minimizando las aperturas y ayudando a mantener un ambiente óptimo y completamente estable para los embriones. Nuestros incubadores también disponen de sensores individuales y de una pantalla de monitorización continua. En ella puede revisarse la evolución completa del embrión mientras que, un archivo de registro, grabado cada cinco minutos, puede ser exportado a través del puerto USB integrado para su consulta. De esta forma, los embriólogos obtienen gran cantidad de información que permite realizar una mejor valoración y selección de los embriones con mayor potencial de implantación. Por último, este sistema separa el firmware de control de la incubadora del software que maneja las cámaras para que, ante posibles problemas técnicos de estas, no se registre ningún impacto en los parámetros de incubación de los embriones.

Gracias a la tecnología time-lapse, en CREA disponemos de más información a lo largo de todo el desarrollo sin modificar el cultivo embrionario y, por tanto, realizamos una selección más precisa del embrión a transferir. Esto se traduce en mejores tasas de implantación y en mayores probabilidades de conseguir un embarazo.

¿Te ha gustado? Comparte esta noticia
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone