Carmen Calatayud
Soy la Dra. Calatayud
¿cuál es tu caso?
[wpforms id="765"]

Pide tu cita

¿Tienes dudas?

¿Sabes cuáles son los factores que influyen en tu vida diaria y te ayudan a aumentar la fertilidad? Uno de ellos lo tenemos a nuestro alcance prácticamente a diario: la vitamina D.

La vitamina D o calciferol es un tipo de vitamina liposoluble, es decir, que se puede disolver en grasas y aceites, esencial para la salud, tanto femenina como masculina.

Se trata de una vitamina que podemos encontrar fácilmente a través de dos vías principales: la exposición a los rayos del sol y el consumo de ciertos alimentos. Sin embargo, y a pesar de encontrarnos en un país en el que gran parte del año hace sol, varios estudios han demostrado que nuestros niveles de vitamina D son cada vez más bajos, equiparables a los de países como los del norte de Europa.

aumentar la fertilidad

Además de ayudar en la formación de nuestros huesos y dientes, de mantener la densidad ósea que nuestro cuerpo necesita, de ayudar a nuestro sistema inmunológico y de favorecer la absorción del calcio en el intestino, la vitamina D es fundamental para aumentar la fertilidad.

La vitamina D, clave para aumentar la fertilidad

La vitamina D juega un papel fundamental en la fertilidad, tanto del hombre como de la mujer. En el caso masculino, la calidad seminal aumenta con una dieta rica en ácido fólico, antioxidantes, vitaminas, entre ellas la vitamina D, y minerales.

¿Cómo puedo obtener la cantidad suficiente de vitamina D para aumentar la fertilidad?

Alrededor del 90% de vitamina D que absorbe nuestro cuerpo lo hace a través de la exposición directa a la luz solar. Sin embargo, esta absorción se interrumpe en el momento en que defendemos nuestro cuerpo frente a los rayos ultravioleta con cremas, aceites y leches con protección solar.

Por tanto, lo ideal es exponernos al sol unos 10 minutos al menos tres o cuatro veces por semana y a ser posible por la mañana. Pasado ese tiempo, si vamos a seguir tomando el sol, deberemos proteger nuestra piel.

Además, la cantidad restante de vitamina D la podemos obtener mediante el consumo de alimentos como los pescados grasos (salmón, atún, caballa, sardina…), las ostras, los productos lácteos, los huevos, la carne roja y las setas.

vitaminaD

En el caso de que el déficit de vitamina D fuera acusado, se podrían recetar suplementos alimenticios para favorecer el incremento de esta y, por consiguiente, ayudar a aumentar la fertilidad.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Si es así, te puede interesar el artículo sobre Estilo de vida y fertilidad.

Entra en nuestro blog y encuentra más información sobre reproducción y embarazo. Si tienes dudas, consúltanos, estaremos encantados de atenderte.

 

te-ayudamos-con-tu-tratamiento-de-fertilidad

¿Te ha gustado? Comparte esta noticia
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

El mejor papa del mundo