Carmen Calatayud
Soy la Dra. Calatayud
¿cuál es tu caso?
[wpforms id="765"]

Pide tu cita

¿Tienes dudas?

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es una alteración endocrina. Se caracteriza por una disfunción ovulatoria provocada por un hiperandrogenismo, es decir, por un exceso de hormonas masculinas. Afecta aproximadamente a un 10% de las mujeres y está estrechamente relacionado con la fertilidad femenina, por lo que puede ser más difícil quedarse embarazada si se padece síndrome de ovario poliquístico.

 

Diferencias entre síndrome de ovario políquistico (SOP) y ovarios poliquísticos (OP)

Es importante puntualizar que no es lo mismo síndrome de ovario políquistico (SOP) que tener ovarios poliquísticos (OP).

Para considerar SOP deben estar presentes, como mínimo, dos de los siguientes síntomas:

  1. Anovulación/Oligoanovulación.
  2. Signos clínicos o bioquímicos de hiperandrogenismo (hirsutismo, acné, testosterona libre alta…).
  3. Detección de más de doce folículos en, al menos, uno de los ovarios.

En cambio, las mujeres con ovarios poliquísticos o multifoliculares tienen ecográficamente muchos folículos en los ovarios, pero no sufren trastornos hormonales asociados a los dos primeros puntos. Es por ello que los OP pueden ser controlados por el ginecólogo; mientras que, en el caso del SOP, puede ser necesario, además, un control llevado a cabo por el endocrino.

¿Por qué motivo se produce el síndrome de ovario poliquístico?

La función ovárica depende de muchas hormonas que, cuando no se producen en un momento y concentración adecuados, interfiere en el desarrollo de los óvulos y, consecuentemente, en el funcionamiento de los ovarios.

En el caso del SOP, un exceso de hormona luteinizante (LH) y un nivel alto de insulina hacen que se produzca más testosterona. Como consecuencia, los óvulos no maduran lo suficiente y no se expulsan en la ovulación, por lo que se quedan instalados en el ovario en forma de pequeños quistes; de ahí su nombre de poliquístico.

Estos quistes, causados por la anovulación, son benignos y no requieren extirpación. Sin embargo, la no ovulación hace que la mujer no genere progesterona, una de las hormonas esenciales en el ciclo menstrual, por lo que las reglas pueden desaparecer o ser irregulares, dando lugar también a ovulaciones irregulares. Esta es la causa principal para que sea más complicado quedarse embarazada.

Cómo saber si padeces síndrome de ovario poliquístico

El síndrome de ovario poliquístico afecta a adolescentes o mujeres jóvenes y su síntoma más habitual es tener ciclos menstruales irregulares. Se puede manifestar como:

  • Oligomenorrea: ciclos menstruales muy largos (más de 35 días). Ocurre en un 80% de los casos.
  • Amenorrea: ausencia de menstruación.

Además, como consecuencia de la secreción excesiva de testosterona, hiperandrogenismo, también pueden desarrollarse acné, piel grasa, alopecia e hirsutismo o aumento de vello corporal y aparición en zonas típicamente masculinas, como la cara o el pecho.

Por otra parte, hasta un 50% de las mujeres con síndrome de ovario poliquístico presentan una resistencia a la insulina con una hiperinsulinemia reactiva que produce un síndrome metabólico con mayor tendencia a desarrollar a largo plazo:

  • Hipertensión arterial
  • Dislipidemias (alteración de niveles de colesterol sanguíneos)
  • Diabetes

Hasta un 50% de las pacientes con SOP presentan sobrepeso u obesidad. Esta última también se relaciona con el hiperandrogenismo, la resistencia a la insulina y la alteración del colesterol.

te-ayudamos-con-tu-tratamiento-de-fertilidad

Tratamiento para el síndrome de ovario poliquístico

Los tratamientos para el síndrome de ovario poliquístico dependen de los síntomas, de la intensidad de estos y de si están orientados a tratar el hiperandrogenismo, la infertilidad o la irregularidad menstrual. A la hora de decantarse por un tratamiento u otro, será esencial conocer los deseos de quedarse embarazada de la paciente, tanto a corto como a medio plazo.

Si no se busca embarazo:

  1. Estilo de vida: la primera línea de tratamiento sería reducir el peso en caso de sobrepeso, hacer ejercicio, y evitar el consumo de tabaco y alcohol, para reducir el riesgo cardiovascular.
  2. Tratamiento del hiperandrogenismo (acné, hirsutismo…), con anticonceptivos antiandrogénicos.
  3. Tratamiento del trastorno menstrual: con progesterona oral cíclica o anticonceptivos.

Si se busca embarazo, pueden ser necesarios cambios en el estilo de vida, tratamientos farmacológicos o técnicas de reproducción asistida. 

¿Es posible quedarse embarazada con síndrome de ovario poliquístico?

La irregularidad menstrual o las alteraciones ovulatorias pueden dificultar el embarazo. Lo primero es intentar restablecer los ciclos normales.

  1. Estilo de vida: una pérdida de peso del 5-10% puede ayudar a restaurar la ovulación y mejorar la fertilidad. La obesidad está asociada también con abortos y complicaciones en el embarazo. Por lo que debemos aconsejar que, para buscar el embarazo, pierdan peso, hagan ejercicio y eviten el consumo de alcohol y tabaco.
  2. Llevar un buen control médico, ginecológico y endocrino. Estudiar y tratar la resistencia a la insulina con Metformina puede ayudar a estabilizar los niveles hormonales, regular la ovulación y aumentar la fertilidad.
  3. Myo-Inositol: puede ayudar a recuperar la ovulación y mejorar la calidad ovocitaria en pacientes con SOP.

Síndrome de ovario poliquístico y fertilidad: técnicas de estimulación ovárica y fecundación in vitro

  1. Inducción de la ovulación con Citrato de Clomifeno: es la primera opción en el tratamiento de estimulación ovárica, ya que logra que un 75% de las pacientes con SOP ovulen, con una tasa de embarazo de hasta un 22% por ciclo.
  1. Gonadotropinas para la inducción de la ovulación: si no hay éxito con el Clomifeno, el especialista en reproducción asistida puede recurrir al uso de gonadotropinas urinarias o recombinantes para coitos programados, inseminación artificial o fecundación in vitro (FIV). En FIV se aconsejan dosis bajas para evitar un síndrome de hiperestimulación ovárica, así como la transferencia selectiva de un solo embrión para evitar la gestación múltiple.

Embarazo y síndrome de ovario poliquístico

A los problemas de fertilidad que sufren las mujeres con síndrome de ovario poliquístico, hay que añadir que el riesgo de aborto espontáneo es más elevado (hasta un 40%), especialmente durante el primer trimestre. El desequilibro hormonal, la hiperinsulinemia y el hiperandrogenismo pueden disminuir la calidad ovocitaria y la viabilidad embrionaria. La obesidad también favorece los abortos, por lo que la pérdida de peso preconcepcional en mujeres con SOP disminuye la incidencia de abortos.

Durante la gestación, las complicaciones son más frecuentes, sobre todo si el PCO se asocia a obesidad (diabetes gestacional, preeclampsia, partos prematuros, complicaciones en la cesárea…). Es por ello fundamental un buen control del peso materno y de sus hábitos dietéticos antes de la gestación, así como llevar un estrecho control de estos embarazos.

¿Necesitas un tratamiento de fertilidad para quedarte embarazada?

Si estás teniendo problemas para quedarte embarazada, debes saber que no estás sola. Es un problema que afecta cada vez a más mujeres pero que, por suerte, y gracias a los avances en medicina, tiene solución.

En la clínica de fertilidad CREA contamos con el tratamiento más adecuado para tu situación, sea cual sea. Nos gusta conocer a cada paciente de forma individual para ofrecerle la opción que le ayude a conseguir su sueño. ¿Quieres que te ayudemos? Ponte en contacto con nosotros.

¿Te ha gustado? Comparte esta noticia
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

El mejor papa del mundo