Carmen Calatayud
Soy la Dra. Calatayud
¿cuál es tu caso?
[wpforms id="765"]

Pide tu cita

¿Tienes dudas?

El ciclo fértil de la mujer (también llamado ciclo sexual o ciclo menstrual) es el proceso natural por el que el útero se prepara para un posible embarazo. Durante este periodo se producen diversos cambios en el cuerpo femenino a nivel hormonal, de temperatura o en el flujo vaginal. Todos ellos tienen como objetivo permitir la ovulación, facilitar la concepción y, en caso de producirse el embarazo, proteger al embrión para su desarrollo.

Ciclo fértil mujer

¿Cuánto dura el ciclo fértil de la mujer?

El ciclo fértil de la mujer tiene una duración aproximada de 28 días, aunque se considera normal que oscile entre 21 y 35 días. Estos son los días que transcurren entre el primer día de una menstruación y el primer día de la siguiente.

El ciclo fértil de la mujer se divide en tres fases:
• Fase folicular. Esta fase del ciclo fértil de la mujer comienza el primer día de regla y termina en el momento de la ovulación. Es la fase del ciclo más larga (dura una media de 14 días) y la que determina el momento de la ovulación y, por tanto, los días fértiles de cada mes.
Dentro de la fase folicular, justo tras la menstruación (es decir, entre los días 6 y 13 del ciclo), el ovario produce más cantidad de estrógenos para que, al menos uno de los óvulos que se encuentran en su interior, madure.
• Fase de ovulación. Durante esta fase del ciclo fértil de la mujer se produce la expulsión del óvulo maduro, tras la que este desciende por la trompa de Falopio esperando a ser fecundado. En este momento, los niveles hormonales femeninos se disparan con la finalidad de preparar el recubrimiento del útero para un posible embarazo.

Ciclo fértil mujer 2
• Fase lútea. La tercera y última fase del ciclo fértil de la mujer comprende desde la ovulación hasta la llegada de una nueva menstruación. Si durante los días siguientes a la ovulación no se produce una fecundación, el cuerpo se preparará para la liberarse de las células que recubren el útero, dando lugar a nueva menstruación y al comienzo de un nuevo ciclo fértil.

¿Cuáles son los principales cambios que se producen durante el ciclo fértil de la mujer y cuál es su objetivo?

Durante el ciclo fértil, la mujer sufre diversos cambios en el cuerpo. Algunos de los más comunes son:

  • Cambios hormonales y en la temperatura corporal. La mayoría de los cambios producidos durante el ciclo fértil de la mujer están relacionados con las alteraciones hormonales, fundamentalmente con una mayor producción de estrógenos y progesterona. Los primeros provocan que el endometrio se haga más denso y ayudan a crear el entorno adecuado para la supervivencia de los espermatozoides, mientras que la segunda hace que la temperatura basal aumente en la mujer entre 0,3ºC y 0,5ºC en los días posteriores a la ovulación. Este aumento de la temperatura puede servir para detectar cuáles son los días fértiles y elaborar un calendario de los días con mayores posibilidades de embarazo.
  • Cambios en el flujo vaginal. Aunque el aspecto y cantidad del flujo varían en función de cada mujer, existen alteraciones generales determinadas por la fase del ciclo fértil en la que esta se encuentre.
    Justo antes y después de la menstruación, es decir, coincidiendo con el principio y el final del ciclo, en los días en que la mujer es menos fértil, el flujo vaginal es blanquecino o amarillento, poco abundante y de textura pegajosa, ya que la vagina no está lubricada de forma natural. Sin embargo, hacia la mitad del ciclo y antes de la ovulación, y debido a la acción de los estrógenos, se producen cambios en el flujo vaginal, que se vuelve cada vez más acuoso, abundante y transparente. El objetivo de este cambio es ayudar a los espermatozoides a desplazarse hasta el cuello del útero para fecundar el óvulo.
  • Cambios en la libido. Debido al aumento de los estrógenos, conforme la ovulación está más cerca la mujer puede experimentar un mayor deseo sexual. En líneas generales, durante los días fértiles, que son los previos a la ovulación y justo después de la misma, para la mujer es más fácil excitarse y llegar al orgasmo. Todo lo contrario ocurre en los días anteriores a la regla, en los que la acumulación de líquidos puede provocar molestias incómodas como sensación de pesadez e hinchazón, que desaparecerán con la menstruación.
  • Otros cambios que experimenta la mujer durante el ciclo fértil son hinchazón en vientre y senos (especialmente durante los días previos a la menstruación y durante esta), y aparición de acné y cambios de humor (asociados, en ambos casos, a las alteraciones hormonales propias de cada fase).

En CREA somos expertos en medicina reproductiva y te asesoraremos sobre todo lo concerniente a tu embarazo. En nuestro blog también encontrarás información útil sobre técnicas y tratamientos de reproducción asistida.

Escríbenos y consúltanos todas tus dudas, estaremos encantados de atenderte.

¿Te ha gustado? Comparte esta noticia
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Primera visita gratuita