Carmen Calatayud
Soy la Dra. Calatayud
¿cuál es tu caso?
[wpforms id="765"]

Pide tu cita

¿Tienes dudas?

Convertirse en madre soltera es una decisión que cada vez toman más mujeres. Conocer algunas cuestiones técnicas y legales, así como la forma de abordar esta nueva situación en tu entorno, pueden ayudarte y darte mayor seguridad antes de dar este importante paso.

Ser madre soltera: un nuevo modelo de familia

Muchas mujeres tienen claro que, a lo largo de su vida, querrán tener hijos y formar su propia familia. Sin embargo, por circunstancias ajenas a su voluntad o totalmente consensuadas por ellas mismas, cuando llega el momento de hacerlo no cuentan con una pareja y se plantean una nueva situación: ser madre soltera.

Abordar la maternidad en solitario no siempre es fácil. Existen diferentes presiones sociales, lo que puede llegar a plantear dudas sobre cómo contarlo a la familia y los amigos o por si su condición podrá afectar a su hijo en el futuro.

Ser madre sin pareja también implica aceptar responsabilidades sobre la crianza de los hijos en solitario tanto a nivel emocional como económico, ya que a los gastos que supone la llegada de un bebé, hay que sumarle la “inversión” de un tratamiento de fertilidad para quedar embarazada. Tener cierta estabilidad laboral puede ser importante y, precisamente por eso, son cada vez más las mujeres solteras que han concentrado sus esfuerzos en desarrollar y afianzar su carrera profesional y que, una vez lo consiguen, deciden convertirse en madres.

Sean cuales sean las circunstancias de cada mujer, siempre es necesario plantearse qué es lo que mueve ese deseo de tener hijos. Este es un paso que cambiará su vida y es conveniente tenerlo claro y asesorarse sobre todas las alternativas que existen.

Tipos de tratamientos de reproducción asistida

¿Qué hacer para quedar embarazada? Técnicas de reproducción asistida

Una vez está tomada la decisión de ser madre soltera, muchas mujeres se plantean cómo tener un hijo sin pareja y qué hacer para quedar embarazada.

El primer paso siempre consiste en acudir a una clínica de reproducción asistida y realizar los estudios de fertilidad indicados por los profesionales. Aunque no hay una edad límite para ser madre soltera, la fertilidad va disminuyendo con la edad, por lo que a la mujer le será más complicado conseguir un embarazo a partir de los 40 años. En todo caso, si esta tiene problemas de fertilidad, puede recurrir al uso de óvulos de una donante (ovodonación) o a la adopción de embriones. Por otra parte, y puesto que así lo exige la legislación española relativa a los tratamientos de reproducción asistida, se utilizará siempre semen de un donante anónimo, de cuya elección será responsable el equipo médico correspondiente.

A continuación, te explicamos diferentes técnicas por las que podrás ser madre soltera y te contamos en qué situaciones es aconsejable recurrir a ellas:

Ser madre soltera

Inseminación artificial para mujeres sin pareja

Para utilizar esta técnica la mujer debe tener una buena reserva ovárica y una o ambas trompas de Falopio permeables que permitan el paso de los espermatozoides.

Los pasos a seguir en este caso son:

  • Estimulación ovárica mediante administración de hormonas.
  • Realización de ecografías y análisis para valorar el crecimiento de los folículos.
  • Inducción de la ovulación.
  • Introducción del semen en el útero a través de una cánula.

Fecundación in vitro (FIV) con semen de donante

Cuando la inseminación artificial no es viable o cuando se han producido varios intentos fallidos de este tratamiento, se realiza una FIV. El proceso es algo más complicado y largo que el anterior, pero sus tasas de éxito también son más altas.

Los pasos son los siguientes:

  • Estimulación ovárica.
  • Realización de ecografías y análisis para valorar el crecimiento de los folículos.
  • Punción folicular para extraer los óvulos.
  • Descongelación de la muestra de semen del donante e inseminación de los óvulos maduros en el laboratorio.
  • Selección del embrión y transferencia al útero.

Ovodonación

Cuando la mujer presenta una edad reproductiva avanzada y su reserva ovárica es baja, o cuando ya ha habido varios intentos de FIV con óvulos propios, la mujer que desea ser madre soltera puede recurrir a la donación de óvulos.

Los pasos de este proceso son los mismos que en una FIV convencional, con la diferencia de que la estimulación ovárica, el control de crecimiento folicular y la punción folicular se realizan a la donante. Después, el embrión fecundado se transfiere al útero de la futura madre.

En estos casos también se pueden utilizar óvulos vitrificados que se descongelan, se fecundan en laboratorio y se transfieren.

Donación de embriones

Suele plantearse en casos similares a los anteriores. Se trata de la donación de los embriones sobrantes de otras parejas o mujeres que ya se han sometido a tratamientos de fertilidad con éxito.

El proceso es el siguiente:

  • Preparación de endometrio para la recepción del embrión.
  • Descongelación del embrión.
  • Transferencia embrionaria.

Esta opción es más asequible económicamente y también es bastante segura.

te-ayudamos-con-tu-tratamiento-de-fertilidad

En CREA somos expertos en la realización de técnicas de reproducción asistida y llevamos más de dos décadas ayudando a parejas y mujeres sin pareja a lograr su sueño de tener un bebé.

Si estás planteándote ser madre soltera, en nuestro blog encontrarás artículos especializados sobre reproducción asistida, fertilidad, embarazo y maternidad. Si tienes cualquier duda contacta con nosotros, estaremos encantados de atenderte.

¿Te ha gustado? Comparte esta noticia
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone